Tomar una moto donante como esta no es algo común para querer terminar construyendo una Buell Cafe Racer. Motor Harley Davidson, enmarcado, en este caso, en el bastidor de doble viga más típico de una Supersport que de una reminiscencia Café Racer. Pero la Buell XB ha proporcionado la base para crear una de las personalizaciones más características que hemos visto en los últimos tiempos.

Una Buell Cafe Racer a medio camino entre una futurista y afilada Supersport y las redondeadas líneas de una ortodoxa Café Racer, el XB se ha prestado a una de las trasformaciones más salvajes en cuanto a concepto. Aunque no sea la única Buell que hemos visto destinada a esta fusión de conceptos en cuanto a personalizaciones. Hoy vamos a echar un vistazo a una construcción de Greaser Garage en Génova, Italia. Aplicando su propio toque “Café Racer” personal a esta curiosa Buell XB 12 SS del año 2006. Matteo Scarsi, producto y diseñador gráfico para Greaser Garage, tiene la llave para entender me una mejor manera este trabajo.

BUELL CAFE RACER: UN TRABAJO DE GREASER GARAGE

Greaser Garage es una idea original de Giorgio Pellegrino. Ha estado trabajando en la personalización de motos durante mucho tiempo y ha conseguido con una sólida reputación dentro de las trasformaciones de Harley Davidson. Mar tarde diversificaría su trabajo después de 2 años con un viejo amigo y gran profesional como lo es Cristian Rancati. Todas los sillines, bolsas y detalles que se ven en las motos de Greaser Garage están hechos a mano por Cristian. Matteo Scarsi unió al equipo hace relativamente poco tiempo. Su función es plasmar los deseos de los clientes en una página para más tarde ayudar a llevar las ideas a cabo, junto con sus socios.

La Buell Café Racer que tenemos aquí les costó más de un año acabarla de principio a fin. Para este proyecto el propietario, un viejo amigo de Giorgio y un gran aficionado a las motos de la marca Buell, encargó algo único inspirado en las viejas Café Racer. La máquina no podía tener carenados sin ningún sentido, poseer componentes de alta calidad y tener una manada de caballos que pudieran ser domados durante muchos kilómetros sin necesidad de romperse la espalda.

BUELL CAFE RACER: UN TRABAJO DE GREASER GARAGE

Inmediatamente comenzaron a pensar en la mecánica que quedaría al descubierto y en la minimizar la carrocería de la Buell Café Racer. Todo ello se complementaría junto con una serie de piezas que completarían la construcción. La transmisión de correa en otra por cadena, unas nuevas llantas de radios y un nuevo subchasis trasero fueron el comienzo de lo que sería una lista muy amplia de modificaciones.

El motor fue reconstruido totalmente por Pierluigi Alghisi (uno de los mejores expertos en Buell de Italia) en Brescia antes de ser reinstalado. La suspensión de la parte trasera es un monoamortiguador de la prestigiosa firma italiana, Gubellini. En la parte frontal se instaló una horquilla Showa regulable de una Kawasaki ZX 10 R. El basculante se ha modificado para que pudieran entrar las llantas de radios Alpina diseñadas para la Ducati Monster y estas han sido vestidas con unos neumáticos de la firma Avon.

BUELL CAFE RACER: UN TRABAJO DE GREASER GARAGE

Estaban tan contentos con el trabajo artesanal que se había realizado con la carrocería que les pareció una mala idea el ocultarlo con demasiada pintura. En su lugar se les ocurrió la idea de realizar, en “nuestra” Buell Cafe Racer, un homenaje al equipo Haas del campeonato del mundo de F1 para reflejar su pasión por todo tipo de deportes relacionados con el mundo del motor.

Verdaderamente, la moto ha recibido mucha atención desde que ganó una mención especial en la feria de la moto de San Remo, donde fue fotografiada junto a la leyenda del motociclismo Loris Capirossi. Desde entonces ha estado expuesta a través de un viaje agotador, a modo de prueba y puesta a punto, de 1.400 kilómetros. Despues de todo esto también ha estado expuesta en la Reunión Café Racer de Monza.

BUELL CAFE RACER: UN TRABAJO DE GREASER GARAGE

Solo nos queda decir que esta Buell Cafe Racer es una de esas tantas sorpresas del mundo de las personalizaciones que nos dejan muy claro que en este mundo no tiene cabida la ortodoxia (Aunque en algunos artículos nos hayamos ceñido a ella) y tiene las puerta abierta a la fusión e imaginación de todo tipo de artistas que son capaces de sorprendernos cada día.

¡Un saludo y pistonadas amigos!!!!!!

BUELL CAFE RACER: UN TRABAJO DE GREASER GARAGE

Dejar respuesta