Hoy nos hemos traído un Honda CB 250 Scrambler. Una de las cosas más bonitas que practicamos en Pepe Piston es viajar “virtualmente”. Esto nos permite ir cualquier parte del mundo para aparcar en nuestra Web Garage todo aquel gran trabajo que queramos compartir con todos vosotros.

Esta vez nos traemos esta Honda CB 250 Scrambler desde Río Tercero, provincia de Córdoba, en Argentina. Y como es obvio, lo normal es que en Argentina solo encuentres belleza a tu alrededor. Por este motivo hemos “raptado” el gran trabajo de Matías Aguirre ha realizado en su honda CB 250.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

La Moto

Como moto donante, Matías, ha trabajado sobre una Honda CB 250 Nighthawk, de 1994. Y a partir de ella convertirla en una Honda CB 250 Scrambler. La verdad es que, prácticamente, no deberíamos denominar exactamente a esta personalización con el nombre de Honda CB 250 Scrambler, ya que ha reconstruido, a partir de esta moto base, la mítica Honda CL 350.

Para esta reconstrucción ha contado con la inestimable ayuda de su amigo Ariel, propietario del taller kustom DeLocos. La idea era exactamente la que podemos ver en la sesión fotográfica. Conseguir una rememorar a la popular Scrambler de Honda, la CL 350.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

El Diseño

Según nos cuenta Matías, La personalización empezó por el depósito de gasolina. Sustituyendo el depósito de serie de la Honda CB 250 por otro depósito de una Yamaha XS 400 de 1977. Este es ligeramente más largo que el de la Honda CL 350 pero respeta a la perfección la línea de hueso dentro del diseño de la moto. Manteniendo una perfecta armonía de curvas desde la línea delantera hasta la trasera.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

El escape se ha trabajado, enteramente, de una manera artesanal. Sus líneas siguen exactamente las trazadas por la Honda CL 350, o las de una Triumph Scrambler. La altura de su recorrido siempre se realiza con el fin de proteger a estos durante las salidas “off road” . Ello también proporcionar una mayor altura en de la parte inferior del motor con el fin de salvar con mejores garantías cualquier tipo de obstáculo. Estos escapes artesanales están recubiertos por cinta anti calórica, la cual siempre proporciona una mayor protección al piloto por la cercanía de estos y, además, ofrece un aspecto más radical al diseño final.

honda-cb-250-scrambler-matias-aguirre

Las horquillas delanteras han sido acortadas. El basculante trasero también ha sido acortado 10 cm para reestructurar la geometría de la moto. Esto proporciona una geometría más Scrambler u “Off road” que la urbana o Turing de CB 250 de la que se partió.

El subchasis trasero ha sido modificado para que termine en bucle tipo “loop” y pueda albergar el asiento, el cual adopta la misma forma. También soporta un pequeño guardabarros trasero muy acertado, el cual se alarga lo suficiente para cumplir su función y no cobrar un protagonismo excesivo que descompense el diseño de la moto.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

El motor se ha rehecho desde cero. Desmontándolo y volviéndolo a montar sustituyendo todas las juntas y limpiando a conciencia todos los elementos. Vamos… Un trabajo para dejar un motor listo para volverlo a reestrenar. El filtro del aire ha sido sustituido por uno de toma directa y se ha dejado el “triángulo” del chasis limpio. También gracias a la reubicación de la batería bajo el depósito de la SX 400.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

El motor se ha rehecho desde cero. Desmontándolo y volviéndolo a montar sustituyendo todas las juntas y limpiando a conciencia todos los elementos. Pistones, Segmentos, es decir, un trabajo para dejar un motor listo para volverlo a reestrenar. El filtro del aire ha sido sustituido por uno de toma directa y se ha dejado el “triángulo” del chasis limpio gracias a ello y a la reubicación de la batería bajo el depósito de la SX 400.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

En cuanto a complementos y accesorios. Lo que más me ha llamado la atención es el buen acabado del asiento, dentro del cual se ubica las luminarias traseras. Esto deja de esta manera un espacio mucho las limpio. Además de este detalle, tan bien acabado, el trabajo en cuanto al diseño del asiento tampoco debemos pasarlo por alto.

Como instrumentación, Matías, ha instalado un velocímetro minimalista tipo vintage. Este sigue la línea del diseño equilibrado y nada pomposo de esta Honda CB 250 Scrambler. Este velocímetro se encuentra tras un manillar tipo “Off Road” con puños a juego con el color del cuero del asiento. Este color, marrón envejecido, combina en una proporción muy acertada con el acabado de pintura en blanco y negro.

HONDA CB 250 SCRAMBLER: LA NIGHTHAWK DE MATÍAS AGUIRRE

En definitiva… Nos hemos traído una gran belleza y un gran trabajo. Matías y Kustom DeLocos nos han demostrado con esta personalización que no es necesario un presupuesto desmesurado para tener una belleza en tu garaje.

Un trabajo asi merece un aplauso y un agradecimiento a Matias y a Ariel de Kustom DeLocos. ¡Gracias amigos!!!

¡Un saludo a todos y Pistonadas!!!!!!

Dejar respuesta