Aparcamos en Pepe Piston una moto que nos va a tener vendidos. Esta Yamaha XS 650 Bobber no tiene freno delantero, no tiene suspensión trasera y tiene una palanca de cambios suicida. Por lo que, por ahora, lo que vamos a hacer es estudiarla. Más tarde, ya veremos.

Al igual que cualquier Bobber que se precie, esta Yamaha XS 650 Bobber es un ejercicio de minimalismo elevado a la enésima potencia. Pero el trabajo llevado a cabo en esta pieza va mucho más allá que el mero hecho de tirar las piezas al azar a la papelera.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

Esta Bobber es una Yamaha XS 650 de 1972, construida por Justin Kagy y Kieran Thompson. Ha sido construida por FKKMOTO, en su autodenominada “tienda de garaje” en Bloomington, un pequeño pueblo a dos horas al sur de Chicago.

Este proyecto comenzó por el chasis. Justin y Kieran quitaron la mitad posterior, y añadieron una rígida Voodoo Vintage MK21. Eso provocó un estiramiento del largo de la moto de aproximadamente unos 10 cm. De esta manera empezó a materializarse la creación de esta Yamaha XS 650 Bobber.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

En un claro acierto por acentuar el contraste de la moto, la parte frontal de la moto ha sido mejorada con un conjunto de horquillas invertidas de una Suzuki GSX-R. Estas se conectan a través de un triple árbol de la firma Cognito Moto.

La llanta original de la XS 650 de 19″ se mantiene en la parte delantera, pero los constructores decidieron cambiar la llanta trasera y colocar una de 16″, sacada de una Harley Sportster. Está llanta trasera está equipada con un conjunto de freno de la marca Tokico, procedente de una Suzuki Hayabusa. Era necesario tal potencia de frenada, con la nueva pinza de 6 pistones, para compensar la ausencia de freno delantero.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

El motor ha sido renovado por completo. Se ha trabajado en nuevos sellados, juntas, pistones, anillos e incluso los han sido cilindros perforados. Tiene una gran relevancia la configuración con un solo carburador. Se hace a través de una toma de 2 en 1, de Counterbalance Cycles, alimentado por un carburador Mikuni VM36.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

Pero una de las cosas más destacables d esta Yamaha XS 650 Bobber es el sistema de cambio suicida. Este cambio se realiza con la mano y tiene un aspecto de medio manillar con una maneta de embrague y el puño incluido. Kieran señala que la idea para incorporar el cambio suicida nació a través de la obsesión por mantener el manillar completamente limpio.

Al parecer, aunque esta era la idea original. Se propuso crear un sistema de embrague interno. Pero finalmente lo desestimaron una vez comprobaron la dureza y la dificultad para trabajar el embrague de ya Yamaha XS.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

FKKMOTO terminó la moto con una mezcla de piezas de gran calidad, marca de la casa. El depósito de gasolina y los tubos de escape son de TC Bros Choppers, mientras que el asiento es una creación de Counterbalance Cycles.

Sin embargo, las luces traseras, estriberas, soportes e incluso el pedal de freno trasero están todos personalizados por ellos. FKKMOTO realizo los diseños de estas piezas. Una vez terminados los diseños, encargo a sus grades amigos de G3 Machining el mecanizado de estas.

bobber-style-yamaha-xs650-pepe-piston-09

FKKMOTO no son esa clase de personas tan orgullosas como para no admitir que no lo saben hacer todo. Así que, se han rodeado de amigos con mucho talento que pueden llenar los pocos vacíos a los que sus habilidades no llegan. Dusty Ghert es un gran amigo que ayudó a los chicos perfeccionar sus habilidades de soldadura a lo largo del proyecto.

Otro amigo, Nathan Noel, se encargó del trabajo de la pintura, mientras que J&J Performance Powder se hizo con el motor. También quiero señalar que el color de la pintura es conocido como el Azul Ford Británico.

YAMAHA XS 650 BOBBER: UN TRABAJO DE FKKMOTO

Los chicos de FKKMOTO han dedicado esta personalización al abuelo de Kieran, Floyd. Kieran quería una personalización vintage, de color Azul Ford Británico, que le recordara a una camisa, que seguramente, su abuelo Floyd podría haber usado con mucha frecuencia.

Unas líneas perfectas, detalles inteligentes y mucho carácter. Eso es a lo que yo llamaría un tributo apropiado.

¡Un saludo y pistonadas amigos!!!!

Dejar respuesta