Esta preciosa Yamaha XV 750 Cafe Racer viene nada más y nada menos que desde Bielorrusia. El país con más de 300 recetas realizadas con patatas y uno de los países más verdes del planeta. Si no erais conscientes de estos hechos sobre Bielorrusia no os preocupéis, yo tampoco. Bielorrusia no es un país del que a menudo realicemos mención aquí. Pocas motos aparcamos en Pepe Piston procedentes de este país, de hecho, esta es la primera vez que hemos tenía la oportunidad de traernos esta joya desde este país del este de Europa, sin salida al mar.

Spartak Malkevich, dueño y fundador de Sparta Garage es el único constructor que nos hemos encontrado en Bielorrusia, pero eso no quiere decir que, este pais, carezca de la capacidad de crear grandes transformaciones. Hoy veremos la última versión de Sparta Garage, la Yamaha XV 750 Cafe Racer, denominada “Tramontana”.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

Resulta que es el nombre con el que el cliente ha decidido denominar a su moto. El término “Tramontana” se refiere a un fuerte viento frío del norte-noreste de la península ibérica. En realidad, se decidió por este nombre para la moto antes de que se construyese. Es por este motivo, que han realizado un acabado en colores fríos y neutros.

¿Cuáles son algunas de sus características más especiales de esta personalización? Sin lugar a dudas, el tubo de escape, la tija y el trabajo de pintura. También lo es el faro, que está realizado a por encargo.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

¿Pero qué tiene de especial el faro? El cliente les pidió que integraran las señales de intermitencia dentro del este. Empezaron a buscar un faro de estas caracteristicas en el mercado de accesorios, pero sólo pudieron dar con algo parecido en el mercado asiático y parece ser que la calidad no les terminaba da encajar. Así que terminaron utilizando un faro de metal de un coche fabricado en la antigua Unión Soviética, que al parecer se trataba de uno que procedía de un antiguo VAZ 6. Aislaron las señales de intermitencia del faro asiático, que no era de su agrado, y las reconstruyeron dentro del nuevo reflector. El anillo de retención fue rescatado de algún tipo de repuesto de la antigua URSS y ajustaba de tal modo que todo podía ser acoplado a la perfección. Todo esto es lo que hace que sea una de las partes más especiales de esta personalización.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

¿Cómo se realizó el trabajo en la parte delantera de esta Yamaha XV 750 Cafe Racer? Pues la verdad es que toda la parte delantera viene de una Suzuki GSX, incluyendo los frenos. Todo ello llegó con la moto, pero su instalación resultaba muy dificultosa. Para conseguir su correcto funcionamiento, la barra de dirección fue retirada y se reconstruyó con la instalación de nuevos rodamientos. También se ha fabricado una nueva tija superior con un cuentakilómetros digital integrado, luces de advertencia y el encendido. El resultado es realmente impresionante.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

La apariencia del tubo de escape denota una gran cantidad y calidad de trabajo. Es mucho más complicado que mucho de los escapes o colectores que hemos visto con anterioridad. ¿Lo construyeron ellos mismos?

Con los proyectos anteriores sólo habían realizado los codos, nada demasiado sofisticado ni fuera de lo que podría denominarse como un trabajo típico. En esta moto lo que han querido hacer es algo que pusiera a prueba sus habilidades y pareciera brutal. Así que, en lugar de utilizar curvas, cortaron anillos de acero inoxidable que luego soldaron entre sí. Todo esto les llevó cerca de 12,5 metros de soldadura y 2 semanas de trabajo, pero el resultado realmente ha valido la pena.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

Pero si el tubo de escape les llevó 2 semanas ¿qué pasa con el resto de la construcción?

En realidad, todo el proyecto les llevó alrededor de 2 meses y medio. Pero básicamente estuvieron viviendo en el garaje durante las últimas dos semanas para terminarlo.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

Repasemos el resto de elementos más característicos de esta construcción.

Sparta Garage fabricó la estructura de la base del asiento, el acabado de cuero del mismo y el bastidor auxiliar de acero. Se utilizó el mismo cuero para cubrir las empuñaduras y se instaló unos semimanillares comprados en el mercado de accesorios tipo “clip ons”. Para el resto de la iluminación se utilizó unidades LED, los cuales están conectados dentro de una nueva reestructuración del mazo de cables, ya que el dueño anterior se había hecho un lío. El chasis fue pintado, el motor lavado en profundidad y, finalmente, se le dio al depósito de gasolina original un acabado de pintura en dorado, plateado y negro. Todo ha sido básicamente artesanal y hecho el propio taller de Sparta Garage.

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

¿El resultado final? Juzgar por vosotros mismos. A mi me parece una preciosidad de Yamaha XV 750 Cafe Racer con unos acabados muy acertados y trabajados.

¡Un saludo y pistonadas amigos!!!!

YAMAHA XV 750 CAFE RACER: UN TRABAJO DE SPARTA GARAGE

Dejar respuesta